Páginas vistas en total

lunes, 8 de febrero de 2016

Puerto de Gijón

AUTORIDAD PORTUARIA DE GIJÓN 


La Autoridad Portuaria continuará aplicando medidas en relación a las nubes de carbón generadas en su entorno


Aunque las medidas adoptadas han minorado sus efectos



Ayer se produjeron en Gijón, como en el resto de Asturias, unas condiciones meteorológicas de gran excepcionalidad que motivaron durante un lapso de tiempo muy breve - en concreto de 5 minutos, entre las 17,43 y las 17,48 horas -que se levantasen nubes de polvo de mineral en El Musel, tal como pudo observarse desde la fachada costera de la ciudad.

El calor habido durante la mañana, con los vientos del Sur-Suroeste, elevaron los termómetros hasta los 16°/18°, lo que provocó una gran sequedad en todos los almacenamientos de mineral y en las vías de comunicación del puerto a pesar de los continuos riegos llevados a cabo.


Puerto de Gijón - Bulkcarrier en la terminal de EBHISA

De improviso, sobre las 17,30 horas, los vientos del Sur-Suroeste rolaron al Nor-Noroeste con una bajada importante de las temperaturas, que cayeron hasta los 5°, generando, además, ráfagas de viento en remolino con velocidades de más de 110 Km./hora que levantaron el polvo de caminos y carreteras, arenas de las explanadas de la ampliación y de las playas de Poniente y el Arbeyal y, de forma inevitable en este caso, de las pilas de almacenamiento de mineral de El Musel y de Aboño, sin que dichas nubes tengan bajo el punto de vista técnico la consideración de “peligrosas”.

La fuerza y velocidad alcanzada por el viento fueron tan extremas que produjeron, además de las citadas nubes, el movimiento de una grúa que fue inmediatamente frenada, el desplome de una pila de tres contenedores vacíos de 40 pies, la caída de los tirantes de la catenaria del FFCC en la estación Sur, averías en las barreras de los controles de accesos y en los portones de los almacenes y derrumbe de vallas perimetrales entre otros efectos, que muestrean bien a las claras lo excepcional de las circunstancias habidas.

En estas condiciones extremas para el puerto y la ciudad desde el punto de vista meteorológico y, sobre todo, de viento, no es previsible que a pesar de las medidas ya adoptadas, asi como de otras que se encuentran en curso, no puedan ocurrir de forma puntual y muy excepcional, episodios relacionados con nubes de polvo en un puerto que almacena una media de más de 1,5 millones de toneladas de mineral para abastecer diariamente las plantas industriales de ARCELORMITTAL y las centrales térmicas de EDP, IBERDROLA, ENDESA y GAS NATURAL. Volúmenes que, por otra parte, hacen del puerto de Gijón el lugar donde mayor cantidad de graneles sólidos se almacenan en España y unos de los primeros de Europa en esta materia.


Puerto de Gijón - Terminal de Graneles (EBHISA)

No obstante, las medidas que ya se han ido adoptando para mejorar la calidad del aire, contribuyeron a minimizar el tiempo de formación y presencia de estas nubes y su afección a la ciudad, y es previsible que las que se encuentran aun en curso reduzcan aun más la posibilidad de que se originen así como sus efectos.

MEDIDAS ADOPTADAS

A tenor de las previsiones climatologicas extremas anunciadas -menores que las que se produjeron realmente - por parte del Puerto, de la Terminal de Graneles Sólidos y del resto de operadores implicados, se adoptaron las siguientes medidas:

• Limpieza a final de semana de los muelles y viales.
• Riego de todas las pilas de mineral con abundante agua.
• Se añadió al riego sobre las pilas de mineral más de 500 litros de “material sellante” (Tensoactivos).
• Cubrición con lonas de los depósitos de clinker en el muelle de la ampliación.

A pesar de ello, las extremas condiciones que se produjeron durante escasos minutos en la tarde de ayer, evitaron la plena eficacia de las medidas que, si bien minoraron los efectos, no pudieron evitar la creación de las nubes citadas.

MEDIDAS EN CURSO

En todo caso, desde el puerto de Gijón se sigue trabajando en mejorar las condiciones de almacenamiento de los graneles, para que la afección sea lo menor posible, de forma que sigan sin producirse nubes de polvo en condiciones de normalidad y se reduzcan en lo posible sus efectos en condiciones tan extraordinarias como las de ayer en el caso de que no sea posible evitarlas.

Así, se continúa atendiendo los requerimientos de mejora de las condiciones del aire , implantando medidas como lava-ruedas, riegos, tensoactivos, nebulizadores, apantallamiento de tolvas, entoldado de pilas y, muy recientemente, la licitación y adjudicación de los trabajos de limpieza y saneamiento de la parcela posterior a la Terminal de Graneles. Estos trabajos, que empezarán la semana que viene, consistirán en una limpieza intensiva de esta explanada y en la reparación de parte de la misma, procediendo a retirar mediante medios mecánicos todos los restos de material depositado en la zona.


Puerto de Gijón - Terminal granelera

También se ha adjudicado y empezarán muy pronto las obras de urbanización del enlace de los viales de Olano y Marcelino León, que consistirán básicamente en la actuación sobre 16.000 m² en esa zona, mediante una adecuación previa de limpieza, saneos y rasanteos para dar pendientes a las superficies, para más tarde extender una capa de zahorra artificial compactada que determine la configuración final de la urbanización, terminándola con aglomerado asfáltico en algunas zonas.
Son medidas que deben asegurar las mínimas afecciones y sin que se descarten otras adicionales cuya eficacia debería estar contrastada para situaciones como en las que opera el puerto de Gijón, que como puerto granelero de gran relevancia no permite asegurar al cien por cien que, en determinadas condiciones meteorológicas y de viento muy extremas, no se pueda producir algún tipo de incidente puntual y de efectos muy limitados y, en todo caso, exento de peligrosidad alguna.


No hay comentarios: